Seleccionar página

El próximo 27 de marzo, se representará en el Teatro Távora de Sevilla, El despedazamiento de los cerdos de la mano de Cía Teatro Pirata. Una pieza que encaja, perfectamente, con todas las actividades que se están haciendo en este mes de marzo, dado que estamos en las vísperas del Día Internacional de la Mujer.

 

Decía Angélica Lidell:

En vez de disparar a alguien, escribo. Es una fortuna, ¿no? En el escenario puedo asesinar con total libertadY también puedo suicidarme un millón de veces

En el fondo, el teatro no existe. Existen las aspiraciones artísticas. O deberían existir. El objetivo es el arte. Y hay que cumplir el objetivo con rabia. Debemos cultivar la rabia siempre. Ir en contra. Protestar mientras nos queden valor y fuerzas para sobrevivir sin dinero. Eso significa desterrar la eficacia y la corrección.

 

Dado que El despedazamiento de los cerdos se inspira en el universo, de esta dramaturga, escritora, performer, actriz catalana. Conviene aproximarse a la misma: para empezar, lleva haciendo teatro desde antes de los noventa, en el 93 creó junto a Sindo Puche su compañía Atra Bilis, de 2014 a 2018 estuvo exiliada de la escena española, desde 2016 no habla con la prensa, y hace año y medio las butacas de los Teatros del Canal de Madrid la presenciaron por última vez y aún están trepidando.

Como se pueden imaginar, ella ha indagado en los aspectos más oscuros de la realidad contemporánea: tratando temas como el sexo, la muerte, la violencia, el poder, la locura, entre otros…, que la han mantenido en medio de la polémica a donde quiera que se dirigiese. No obstante, ha recibido numerosos premios, entre los que destaca el Nacional de Literatura Dramática,  el León de Plata de la Bienal de Teatro de Venecia 2012 y el Premio Leteo 2016. En 2017 ha sido nombrada Chevalier de l’ordre des Arts et des Lettres por el ministerio de Cultura de la República Francesa.

Dicho lo anterior, les derivo a la sinopsis de  El despedazamiento de los cerdos, que nos dará unas pistas de cómo este trabajo totalmente original de Cía. Teatro Pirata, se apoyó en Angélica Lidell para materializar su mensaje, esto es:

Siete personajes rotos debido a las consecuencias de una vida marcada por el machismo y la violencia dentro de la pareja. Se requiere el sacrificio del cerdo (machismo y violencia) para que pueda resurgir un nuevo modelo de vida, un modelo igualitario, respetuoso, digno para todas las personas. La propuesta es un claro homenaje dramatúrgico escénico-creativo de Angélica Lidell.

Declaración de principios: la filosofía del proyecto está arraigada en la importancia de la vida humana, la libertad del individuo y la lucha frente a cualquier tipo de violencia que atente contra la igualdad entre las personas. Está en contra del silencio que les ha otorgado durante años a los hombres y mujeres a causa de pensamientos retrógrados y poderosas entidades como la Iglesia. A todos ellos se les otorga la voz y la reivindicación de justicia que tanto merecen. La firme e irrenunciable necesidad de acabar con el machismo, que sigue estando presente en la actualidad. Para que no se ponga a fin a más vidas, ni se rompan más sueños, ni vuelva a causar dolor a ninguna persona.

 

Comparte este contenido